23 de julio de 2008

Cubrir la historia

Lo que hacemos y decimos tiene una repercusión que sólo descubrimos una vez que sucede.
Pocas veces uno descubre mientras transcurre un hecho, que el mismo, es un episodio histórico o un punto de quiebre en la vida. Sin embargo, mientras escribo estas líneas, se que mañana voy a estar presente en el lugar donde se estará escribiendo la historia de Córdoba y de la Argentina.


En horas, la justicia dará a conocer la sentencia al REPRESOR Menéndez, yo lo viviré y deberé dar testimonio de lo que suceda para mi trabajo. La iniciativa, fue mía, quería estar, ojalá la justicia no defraude, en el momento que uno de los mayores asesinos de la provincia y de nuestro país es sentenciado y algunas de las 30 mil almas encuentran por un instante la paz que se merecen.

1 comentario:

maripi dijo...

Cuando comenzó todo el juicio, un periodista que no es de mi total agrado, pero de vez en cuando mete un buen bocadillo, le dio paso al móvil que estaba en Tribunales Federales, y dijo: "Vamos con vos Roxana, la historia está pasando por Córdoba". y esa frase me quedó retumbando mucho tiempo en la cabeza... la historia está pasando por Córdoba, es concisa y muy buena... pensar que estudié cosas en Historia Argentina de 2º año, de lo que no fui testigo, y lo que hoy pase va a ser incluído como contenido de manuales y apuntes de la facultad. Como vos decís, ojlá que lo que se decida hoy merexca ser incluído en un libro y no sea otro capítulo vergonzoso de nuestra justicia. Besoss querido!